POLÍTICO, DOCENTE Y ACTIVISTA CULTURAL, SIEMPRE COMPROMETIDO CON LA LENGUA Y LA CULTURA GALLEGA (I)

PARTE 1. El chico de Coiro que llegó a ser maestro nacional gracias a sus méritos y a una beca gestionada por la asistenta social de Massó.

Texto elaborado por Óscar Rodríguez Martínez, socio de A Illa dos Ratos.

«Cangas con «C» de Cultura, y Cultura contra la mentira»

Xosé Manuel Pazos Varela

Cuando el 25 de enero de 2021 los vecinos de Cangas recibimos la noticia del inesperado fallecimiento de nuestro alcalde, sentimos que con su marcha, además de una gran persona, se iba una parte importante de nuestra historia.

Su «retranca», de la que hizo gala a lo largo de su vida, su carácter dialogante, su pasión por la lectura, los paseos, las conversaciones y las lecturas en el Bar Alondras o en el Tostadeiro, sus 42 años como docente, y sobre todo sus ganas de cambiar el mundo, fueron algunas de las cosas que muchos vecinos, amigos y personalidades de distintos ámbitos recordaban en los artículos de prensa que se publicaron en esos días. 

Pero sobre todo, Pazos fue una persona de cultura, un gallego comprometido con la lengua y la cultura gallega que abrazó la política desde muy joven, con vocación de servicio público y convencido de su ideología de izquierdas. 

Tuvo la oportunidad de ocupar la alcaldía de Cangas entre 2015 y 2021, pero mucho antes ya había demostrado su valía al transformar, gracias a su compromiso y buen hacer, una concejalía como la de la cultura, que hasta su llegada era considerada una concejalía menor, en una de las más importantes del Ayuntamiento de Cangas.

Xosé Manuel Pazos, el niño de Coiro que quería ser maestro

Nuestro protagonista llegó a este mundo en una pequeña casa de Coiro, situada en el número 20 del lugar de A Boubeta, en las casas conocidas popularmente como «el tren».

Era el 19 de marzo de 1957, curiosamente el mismo día y mes en el que nació su padre, por lo que esa fecha siempre fue muy especial para su familia, que ese día celebraba a la vez dos cumpleaños, dos santos y el Día del Padre.

Su llegada llenó de alegría aquel hogar, y poco tiempo después la familia se ampliaría con el nacimiento de sus hermanos Antonio y Jacinta.

XOSÉ MANUEL PAZOS
Xosé Manuel con su madre Jacinta, quien sostiene en brazos a su primo José Joaquín.

Su madre, Jacinta Varela Germade, había trabajado muchos años en la fábrica Massó y tras su cierre regentó una tienda de alimentación en la Avda. de Lugo.

Siempre decía que su hijo había sido un niño muy despierto y brillante. Dijo que a los tres años ya sabía leer y que una de las cosas que más le gustaba hacer al pequeño era subirse a las escaleras de acceso a la casa de un vecino para dar discursos y que su mejor amigo lo aplaudiera.

En el tema de la lectura tuvo un papel muy importante su abuela materna, Josefa, que vivía con ellos en la casa familiar y era quien enseñaba a leer al niño. Pazos siempre la recordaba con mucho cariño y se acordaba de cómo, siendo joven, había sido ella la que le había regalado su primer coche, un 600 de segunda mano.

Su padre era un hombre muy trabajador llamado José Pazos Pereira que dedicó toda su vida a la marina mercante. Cuando era todavía relativamente joven, en una de las mareas se sintió indispuesto y aunque lo llevaron a tierra para que fuese atendido por los médicos, pasado un tiempo acabó falleciendo. Pazos siempre tuvo muy presente este triste episodio y expresaba con frecuencia su deseo de vivir lo suficiente para superar los años vividos por su padre.

Xosé Manuel Pazos completó sus estudios superiores gracias a la intervención de Ana María Soto Landeira, trabajadora social de Massó

Como comentábamos anteriormente, la madre de nuestro protagonista había trabajado en Massó hasta que cerró la fábrica.

Este hecho sería muy relevante en la vida de su hijo ya que, como contamos en nuestra ruta «Massó, el sentimiento de un pueblo«, cuando alguno de los/las hijos/hijas de los trabajadores/as valía para estudiar, la trabajadora social de Massó, Ana María Soto Landeira , se encargadaba de gestionarles una beca para que pudiesen cursar estudios superiores.

Lo curioso del caso del pequeño Xosé Manuel es que no estudiaba en la Escuela del Patronato, que estaba ubicada en el hotel del complejo industrial de Massó, sino que hasta los ocho años lo había hecho en una de las escuelas unitarias de Coiro, y aun así, fue uno de los beneficiarios de esta iniciativa de Massó.

JOSE MANUEL PAZOS
Pazos en la escuela unitaria de Coiro.

Para estudiar el bachillerato, primero había que superar un examen de ingreso que el pequeño preparó a conciencia en la Academia Morrazo que regentaba D. Bernardino. La prueba se realizaba cada año en el Instituto Santa Irene de Vigo y en aquella ocasión, Pazos la superó con nota, por lo que Ana María Soto Landeira procedió a hacer los trámites necesarios para que le concedieran la beca completa y pudiera continuar con sus estudios en un internado de la localidad de Cheste.

Durante su estancia en Cheste, Xosé Manuel Pazos compartió sus estudios y experiencias con personas de todo el país

No debió ser nada fácil para el pequeño Xosé Manuel tener que dejar atrás a su familia y cambiar su casa de Cangas por el internado de Cheste (Valencia), pero lo cierto es que siempre recordaba esa etapa con mucho cariño.

Ese centro había sido concebido por las autoridades franquistas como un Centro de Orientación de Universidades Laborales (COUL), donde los niños más brillantes del país, entraban con 10 y 11 años para cursar los 3 últimos años de educación primaria, lo que más tarde pasaría a llamarse Educación General Básica (EGB).

JOSE MANUEL PAZOS
Vista aérea del antiguo COUL de Cheste en 2010.

El COUL de Cheste representó el hito arquitectónico más destacado de todo el sistema de Universidades Laborales, tanto por la grandiosidad de sus instalaciones como por su diseño funcional y vanguardista. Albergó a más de 5.000 niños internos de toda España que se beneficiaban de un modelo de gestión muy avanzado a nivel docente, humano y logístico.

Se utilizaban métodos educativos muy modernos para la época como el aprendizaje de idiomas con medios audiovisuales, la enseñanza de técnicas de estudio y trabajos o tutorías en grupos reducidos, aspectos educativos que aún hoy se pueden considerar vigentes.

Tras los primeros meses de adaptación, con la llegada de la Navidad, Pazos realizó un viaje a Galicia. Era la primera vez que regresaba y los familiares que lo esperaban en la estación, ansiosos por verlo, no lo reconocieron cuando bajó del tren. De aquí se había marchado un chico de buen ver y regresaba otro tan escuálido como feliz por la oportunidad que estaba teniendo de cumplir su sueño de seguir estudiando y no tener que hacerse a la mar como muchos de sus compañeros de Cangas.

Fue una etapa en la que Pazos aprendió, maduró y forjó amistades con las que muchos años después, gracias a las nuevas tecnologías, pudo retomar el contactoCada año organizaban un encuentro en uno de sus respectivos pueblos y allí se ponían al día de sus vidas y recordaban juntos aquellas vivencias que habían compartido.

Tras una etapa en la Universidad Laboral de A Coruña, Xosé Manuel Pazos obtuvo el Bachillerato Superior y se matriculó en la Escuela Universitaria de Magisterio en Pontevedra

Pazos continuó sus estudios de Bachillerato Superior en la Universidad Laboral de A Coruña y, una vez finalizados, aprobó el correspondiente examen de reválida y se matriculó en la Facultad de Magisterio de Pontevedra.

JOSE MANUEL PAZOS
Pazos durante su etapa de estudiante en A Coruña.

Durante esos años, para ganar algo de dinero, compaginaba sus estudios con un trabajo por las tardes como monitor de tiempo libre y en verano también trabajaba como fontanero o albañil en Cangas y Vigo.

Era un joven tan inteligente que gracias a sus capacidades terminó la carrera en poco tiempo y de manera brillante, lo que provocó en él que tuviese muy buenas perspectivas y motivación para afrontar el siguiente paso: preparar las oposiciones. 

Óscar Rodríguez Martínez
Presidente A Illa dos Ratos en | + artigos

One Comment

  1. Xosé Manuel Pazos Varela, un home de cultura, honrado e xeneroso (II) » A Illa dos Ratos

    […] el primer artículo dedicado a la figura de Xosé Manuel Pazos Varela en el que repasamos su infancia y juventud, en […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A Illa dos Ratos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Dinahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.