UN NAUFRAGIO QUE CAUSÓ GRAN CONSTERNACIÓN EN O HÍO

Texto elaborado por Anxo Coya Otero, vecino de O Hío y Premio Ignacio Cerviño a la Recuperación / Promoción del Patrimonio 2019.

Rúa Cega, 1 de Cangas. Información y Reservas acasadopatin19@gmail.com 986303708/610 704450

A lo largo del siglo XX son numerosos los naufragios ocurridos en las costas gallegas que sembraron de luto y lágrimas a familias enteras. Podemos mencionar algunos como el del buque Santa Isabel ocurrido en 1921 en Sálvora, el del vapor noruego Aslaug en 1929 cerca de la costa de Baiona, el del Azaña en 1932, el del Ave del Mar en 1956 cerca de Bouzas o el del Centoleira en las Islas Cíes en 1964. Son claros ejemplos de catástrofes marítimas con muchas víctimas, aunque se podrían citar muchas más.

El hundimiento de la trainera Leonor el 14 de octubre de 1907 tuvo consecuencias catastróficas

Este mes de octubre se cumplen 114 años de un accidente marítimo ocurrido en la parroquia de O Hío. Se trataba de la Leonor, una embarcación propiedad de Serafín Martínez Franco, casado con María Luisa García Hermelo, vecinos de la aldea de Vilarino, O Hío (Cangas do Morrazo), inscrita en la matrícula Folio N ° 1864 de este ayuntamiento.

Su tripulación estaba formada por 20 hombres que todos los días tiraban las redes al mar para ganarse el pan. Entre ellos varios jóvenes menores de 18 años. El patrón, Serafín Prieto Novas “Camarada”, era natural del Igrexario (O Hío), tenía 23 años y estaba recién casado en Liméns en esa época. La hora acordada por el patrón y la tripulación para ir a pescar ese fatídico día, se retrasó por la falta de cuatro tripulantes. Ya eran las doce en punto. El patrón les ordenó salir a pescar sin ellos, aunque finalmente los cuatro que llegaron tarde lograron navegar en otra embarcación.

La prensa de esa época nos avisa que la Leonor partió desde la playa de Temperán, en Liméns (sic). Podemos deducir que estuvieron pescando en la Ría de Aldán y que el viento predominante soplaba del suroeste. Primero porque naufragó en las Islas Osas cuando las crónicas aseguran que doblaron la Punta de Couso para dirigirse a vender la sardina sobre las seis de la tarde. Y en segundo lugar porque probablemente buscaron trabajar a resguardo de este viento, ya que si fuera del noroeste no sería esta ría la más adecuada para hacerlo. La información oral recogida a varios de los familiares descendientes de algunos de los marineros, acreditan que iban muy cargados con el aparejo y que la pesca fue abundante ese día.

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR
Pueblo de Vilariño en 1909. (Vida Gallega).

Después de un gran día de capturas, la Leonor ponía rumbo hacia la Ría de Vigo, pero su destino solo les permitió avanzar unos cientos de metros

El mar llegaba a los tojos, el vendaval y el aguacero crecían en intensidad. Navegando la Leonor a la altura de las Islas Osas, con el barco sometido al embate del mar y la tormenta, una fuerte ráfaga hizo que la trainera volcara, arrojando a los 16 hombres al agua. Se presagiaba lo peor porque pocos marineros sabían nadar.

Algunos permanecieron aferrados a la quilla y al costado de estribor durante un tiempo hasta que se agotaron sus fuerzas. Aproximadamente una hora permanecieron en el agua. Algunos luchando por mantenerse a flote, otros ya habían sido engullidos por la bravura del mar que crecía con la galerna. Desde la parroquia de Aldán partieron tres botes hacia el lugar del suceso para proceder al rescate. La embarcación Electra, patroneada por Antonio Sotelo Pardavila, salvó de la muerte a tres náufragos; la Nueva España, comandada por Ángel Otero Lemos, rescató a Celestino Baqueiro Malvido. Otro barco llamado Visita no pudo avistar a ningún marinero.

Los patrones que participaron en el rescate fueron posteriormente recompensados ​​por su intervención. Los tripulantes recogidos fueron Celestino Baqueiro Malvido, Serafín Prieto Novas, Francisco Rodal Menduíña y Manuel Rodríguez Lemos, cuñado del patrón y vecino de Liméns. Esta información recopilada oralmente no se corresponde exactamente con la publicada en algunos periódicos de la época, ya que, entre otras cosas, informan que el dueño de la embarcación era uno de los fallecidos. Podemos acreditar que no fue así porque Serafín Martínez Franco no está en la lista de los que perdieron la vida.

Un héroe de quince años fue el protagonista del naufragio de la Leonor: Francisco Rodal Menduíña, vecino de Vilariño

Esa hora en la que los supervivientes lucharon por no ahogarse se hizo eterna. El verdadero héroe de este terrible naufragio fue un chico de quince años llamado Francisco Rodal Menduíña. Era hermano de la abuela del estimado presidente del R.C. Celta de Vigo, D. Carlos Mouriño. Este joven fue el primero en ser descubierto por uno de los botes que acudieron al rescate.

Acudieron a Francisco para ayudarlo, pero el joven se negó a subir a bordo porque nadaba como un pez. Prefería que las tripulaciones de los botes de rescate acudieran al rescate de los náufragos que no sabían nadar. El joven escuchó a sus compañeros gritar y decir: «Sálvame, te pago», «¡Dile a mi esposa que ya estoy muerto!», o «¡Adiós a todos!». Francisco animaba a sus compañeros con palabras de aliento y fue el último en ser rescatado. Los periódicos destacan el comportamiento heroico de Francisco.

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR

Tras el hundimiento de la Leonor el mar devolvió varios cadáveres de las víctimas a las playas y acantilados

Los doce marineros fallecidos fueron:

– Francisco Soliño Martínez, 15/16 años residente en Vilariño.

– José Benito Lorenzo García (a) Rabelo, 30/34 años, natural de Pinténs y casado en Vilariño y yerno del propietario del barco. Encontrado en la playa de Bon.

– Ceferino Piñeiro Otero, 17 años, de Vilariño. Apareció en la playa de Bon.

– Ángel Martínez Otero, soltero, 45 años de Vilariño.

– Manuel Antonio Cadabón Coya, casado, 40 años y vecino de Pinténs.

– José Otero Lemos, casado, 32/33 años, residente en Vilanova. Apareció después de once días y recibió sepultura.

– Adolfo Baqueiro Malvido, 27 (21) años residente de la Iglesia. Su cuerpo apareció en las rocas de Bon.

– Laureano Otero Otero, 20 (17) años de Liméns. Encontrado en la playa de Bon.

– Domingo Otero Lorenzo, casado, 32 (31) años y natural de Vilanova.

– Manuel Gutiérrez Prieto, 19, del Igrexario. El cadáver apareció en Bon.

– Manuel García Pardavila, 16 (12) años del Igrexario.

– José Piñeiro Lluque, 19 (20) años del Igrexario.

Los cuerpos fueron enterrados en el atrio que servía de cementerio en la iglesia parroquial de O Hío, ya que aún no existía el cementerio municipal, inaugurado en 1908.

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR
Artículo del Faro de Vigo publicado el 6 de noviembre de 1907.

La Unión de Fabricantes de Conservas de la Ría de Vigo abrió una suscripción ingresando 1000 pesetas como apertura

Muchas fueron las poblaciones costeras que se solidarizaron con las familias de los fallecidos aportando dinero para ayudarlos. Incluso desde Lisboa y La Habana enviaron cantidades importantes.

En el Teatro Rosalía de Castro se celebró una función benéfica con una importante recaudación para las familias afectadas. También colaboraron importantes autoridades, como el diputado a las Cortes por Pontevedra, Eduardo Vicenti, párrocos de diversas parroquias, industriales de salazones y conserveras, médicos, maestros, armadores, etc.

El importe final para los familiares de las víctimas en las localidades de Cangas, Moaña y Vigo alcanzó la cifra de 16.788 pesetas, de las que 500 pts. fueron para la familia del difunto soldador de latas en la fábrica del Sr. Curbera. También se donaron 105 pts. al cabo Juan Portas de Aldán por su eficaz labor desarrollada el día del naufragio.

En los acantilados de Couso, en la Costa da Vela, una cruz de piedra recuerda a los fallecidos en el naufragio de la Leonor

Hubo mucho dolor y lágrimas provocadas por el suceso en aquel momento, pero el lector puede imaginar, mirando las noticias de los periódicos de la época, cuánto tiempo perduró esta tragedia en el tiempo en una sociedad que vivía por y para el mar.

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR
Cruz de piedra erigida en honor a los fallecidos en el naufragio con las Islas Osas al fondo. Foto Angel Coya.

También hubo otros daños colaterales de aquel temporal

Otra lancha tuvo que ser auxiliada por volcar cerca de A Borneira. Un soldador de latas llamado José Fernández también perdió la vida en una fábrica propiedad de Curbera. Murió instantáneamente cuando una de las paredes de la fábrica cedió y dejó el cuerpo del trabajador bajo los escombros. Dejó esposa, dos hijos y esperaba un tercero. Además, se deben añadir numerosas caídas de árboles y postes de telégrafo.

Para finalizar el artículo recopilamos diversa información sobre el evento que apareció en diferentes medios

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR

EL NAUFRAGIO DEL LEONOR
Artículo publicado en el Faro de Vigo el 22 de octubre de 1907.

El temporal en Vigo por télégrafo.

Doce ahogados. Otra desgracia

Vigo 16 (8 n.)

El temporal ha causado en esta graves daños y una espantosa desgracia,

Al salir de la ría Aldán la lancha trainera Leonor, que venía á Vigo, zozobró, cayendo al mar todos los tripulantes.

Tres lanchas acudieron a socorrerla, logrando salvar a cuatro; pero ahogándose 12.

El suceso ha causado consternación.

La Directiva de la Unión de fabricantes do Vigo ha abierto una suscripción, encabezándola con 1.000 pesetas, coa objeto do socorrer a las familias de las víctimas.

Se proyecta también una cuestación pública, a la que contribuirán cuantos viven do la pesca.

Otros botes pesqueros que corrieron peligro fueron recogidos por los vapores que regresaban de la pesca.

Estos vapores sufrieron también pérdidas.

Los marineros no recuerdan otro temporal tan violento.

Los postes del teléfono y los hilos telefónicos han sido derribados, los árboles arrancados y muchos edificios han venido a tierra.

En la fábrica de conservas de Curbera se desplomó una pared, matando a un hombre.

El corresponsal.

El Heraldo de Madrid, 18/10/1907.

Tragedia en el mar.—Trece muertos

Inmensos estragos

‘ Vigo 17 (10,32 noche)

Aunque todos los años por esta época había que lamentar en el puerto de Vigo algunas funestas consecuencias de los temporales del equinoccio de otoño, el desencadenado ahora ha tenido tan terribles proporciones que no se recuerda otro semejante.

Ha habido espantosas desgracias que llenan de luto a Vigo y se lamentan muchos daños materiales.

Al salir de la ría de Aldán la lancha trainera «Leonor», que traía pesca para venderla en este puerto, zozobró a causa de una tromba’ de viento y agua, cayendo al mar los dieciséis hombres que la tripulaban.

Tres barcas acudieron a socorrerlos luchando con la terrible furia de olas como montañas; solo salvaron a cuatro de los náufragos.

Los otros doce perecieron a la vista de los marineros que trabajaban con verdadero heroísmo por salvarlos.

La impresión producida por la catástrofe es tremenda.

La junta directiva de la «Unión de fabricantes de Vigo» ha abierto una suscripción a favor de las familias de las víctimas, encabezándola con mil pesetas. Se hará una cuestación pública con idéntico fin caritativo y por el éxito de ella trabajarán cuantos elementos viven de la pesca y de las industrias derivadas.

El Imparcial, 18-10-1907.

Fuentes consultadas:

-Archivo Parroquial de O Hío.

-Faro de Vigo.

Galiciana.

B.N.E. y diversa información oral recogida.

O NAUFRAXIO DA LEONOR
Fotografía tomada hacia el año 1941 y recogida en el libro «Galicia: o oficio de vivir» en la que aparecen varios marineros en la playa de Vilariño, la aldea más afectada por la mortalidad de náufragos.
+ artigos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A Illa dos Ratos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Dinahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.