ascon astaleiro Meira

DE LA MADERA AL REMACHADO.

Texto elaborado por Óscar Rodríguez Martínez. Socio de A Illa dos Ratos.

Coincidiendo con la decadencia de las canteras de Meira (Moaña), a finales de los años 20 del siglo pasado, surgió en el barrio del Latón un pequeño astillero que con el paso do tiempo acabaría convirtiéndose en ASCON, el más importante astillero de tamaño medio a nivel nacional.

Los primeros pasos del astillero que daría lugar a  ASCON

En los inicios de esa actividad naval en ASCON, los barcos que se reparaban primero y se construían después, eran todos de madera y no fue hasta la década de los 50 cuando comenzaron a construírse barcos empleando el sistema de remachado de planchas de hierro superpuestas.

Esta tecnología era bastante más arcaica que la usada hoy en día en la construcción naval, pero ya permitía hacer barcos más grandes.

Para marcar esas chapas de hierro, en ASCON eran necesarias unas plantillas de madera hechas a escala que eran fabricadas en Barreras (Vigo) y luego eran traídas en barco hasta los astilleros de ASCON en Moaña. Se necesitaban grandes superficies para realizar el marcado y luego se tenía que cortar cada chapa con unas tijeras especiales de grandes dimensiones capaces de trabajar sobre planchas de hierro de un gran grosor.

La unión de las piezas se hacía mediante la técnica del remachado, es decir, se ponían las planchas superpuestas ya barrenadas y se introducía un remache previamente “calentado”  por un agujero hecho también con anterioridad en ambas chapas. Aquí entraban en escena los llamados “sufridores”, que eran los trabajadores que tenían que aguantar el remache desde un lado de la chapa para que los que manejaban las máquinas de remachado pudiesen hacerlo antes de que enfriase el remache. Si se hacía bien el proceso, las planchas quedarían perfectamente unidas y el barco sería totalmente estanco, pero en el caso de detectar algún error, ya fuera en la medida del remache o en el proceso de remachado, había que aplicar calor de nuevo con un soplete de mano (que estaba compuesto de una gran bombona que había que llevar al hombro) para retirar el remache y volver a hacer el proceso.

Los trabajadores más nuevos, que eran asignados al puesto de calentar remaches en la fragua, tenían el temor de equivocarse en las medidas que les iban pidiendo los trabajadores más experimentados. Si no eran las medidas adecuadas, había que retirar os remaches y poner unos nuevos con la pérdida de tiempo y el trabajo adicional que les suponía, cargando con la bombona del soplete. Más de una vez se han acordado de la madre de alguno de ellos o alguna herramienta tiene volado a la cabeza de un compañero por tal situación.

Los trabajadores no lo pasaban bien durante el proceso de remachado 

El trabajo era realmente duro en aquella época en ASCON. Uno de los trabajadores conocido como “Freitas” que entró a trabajar con 13 años como “marcador” y que con el tiempo sería uno de los encargados, contaba en una entrevista que la primera grúa para mover las chapas no llegó hasta 1957. Era una grúa móvil con ruedas que tenían que empujar los propios empleados por lo que acababan derreados.

Del proceso de remachado decía que lo recordaba como algo muy ruidoso, de hecho muchos de los trabajadores estaban medio sordos. También comentaba que el trabajo era muy sufrido porque para calentar los remaches, que eran de diferente tamaño, había que mover una fragua móvil de carbón y en verano no se aguantaba con la elevada temperatura.

Además muchas veces había que plantar remaches en posturas poco agradecidas por lo que a los trabajadores no les quedaba más remedio que turnarse aguantando el remache mientras los compañeros lo remachaban desde el otro lado de la chapa.

Óscar Rodríguez Martínez
Presidente A Illa dos Ratos en | + artigos

One Comment

  1. Ascon: De la madera a la soldadura (II) » A Illa dos Ratos

    […] artículo que dedicamos a la evolución de la construcción naval en ASCON bajo el título «De la madera a la soldadura«, hablábamos de unos inicios en los que los barcos eran de madera y de cómo en la década de […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A Illa dos Ratos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Dinahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.